5 ciudades francesas que te encantarán (y no son París)

Categorías Descubre Europa

Continuando con nuestra serie de ciudades europeas, le llega el turno a Francia. ¿Alguna vez te has parado a pensar cuántas ciudades hermosas se encuentran en el país? Ya te lo decimos nosotros: son muchas y muy diferentes a París.

Toulouse

Conocida como la Ciudad Rosa, Toulouse es la cuarta ciudad más grande de Francia y es capital de la región de los Midi-Pyrénées. Pero su clásico estilo, construido a través de más de dos mil años de historia en forma de basílicas románicas, monasterios góticos, palacetes renacentistas y edificios de ladrillo rosa, no ha impedido que esta ciudad se convierta en una de las capitales de la industria aeroespacial de Europa, con museos como La Cité de l’Espace (la Ciudad del Espacio) donde los visitantes pueden aprender más sobre las investigaciones y la exploración del universo.

Biarritz

Colindante con la frontera española y parte del País Vasco francés, Biarritz fue un pueblecito de pescadores y balleneros hasta que Napoleón III y Eugenia de Montijo lo convirtieran en su residencia de verano. Tales ilustres huéspedes empezaron a atraer a la nobleza y la élite francesa, con lo que el pueblo y puerto medieval desaparecieron bajo toda una serie de palacios, hoteles, villas, iglesias y museos de diferentes estilos que convierten a esta pequeña ciudad costera en un lugar encantador y pintoresco. No puedes perderte el Hôtel du Palais, la residencia imperial que ahora es un hotel y el edificio más emblemático de Biarritz, la Chappelle Imperiale, dedicada a la virgen mexicana Nuestra Señora de Guadalupe, el museo d’Art Oriental Asiatica y el Planète Musée du Chocolat.

Burdeos

La Perla de Aquitania era conocida también como La Bella Durmiente debido a la poca atención que recibían sus hermosos monumentos. Hoy en día, sin embargo, Burdeos atrae a numerosos turistas de todos los lugares del mundo, debido a su encanto, historia y majestuosidad. Aunque hace algunos años poco podía reconocerse de la antigua ciudad, que vivió su Edad de Oro en el siglo XVIII, ya que se hallaba cubierta de suciedad y un tanto abandonada, gracias a los esfuerzos del ayuntamiento es posible disfrutar de hermosos edificios tales como el Gran Teatro, la plaza Quinconces, la catedral de Saint André (uno de los edificios más antiguos de la ciudad, construido hace diez siglos) o el Barrio de Darwin, de estilo hípster y alternativo.

Niza

Niza formó parte de Italia hasta la invasión y anexión francesa en el siglo XIX y hoy en día es la ciudad más grande de la Costa Azul. Atractiva, soleada y en primera línea de playa, es uno de los destinos preferidos por un turismo de alto nivel adquisitivo, pero igualmente interesante para los viajeros con menor presupuesto. Déjate seducir por sus playas de arenas blancas y el turquesa del Mediterráneo, pero no te olvides de que Niza es también una hermosa ciudad de origen griego con mucha historia. En ella podrás conocer edificios como el Palace de la Prefecture, la Catedral de Santa Reparata (barroca, del siglo XVII), el Palacio Lascaris, extraordinario y suntuoso, o el Museo Matisse, dedicado al gran pintor del fovismo.

Estrasburgo

Fundada en el año 12 d.C. como campamento romano, Estrasburgo tardó 1000 años en convertirse en una de las ciudades más importantes del Sacro Imperio Romano Germánico. Situada entre dos poderosas potencias, es heredera tanto del imperio prusiano como de la eterna Francia. Hoy en día forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, gracias a una catedral gótica con una torre de hasta 142 metros de altura y un impresionante reloj astronómico del siglo XV; al Palacio Rohen, inspirado en los palacetes parisinos y sede del museo de Artes Decorativas, el de Bellas Artes y el de Arqueología; así como diversos edificios de estilo medieval que te fascinarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *