5 ciudades británicas que te encantarán (y no son Londres)

Categorías Descubre Europa

Estrenamos este mes una nueva sección, y es que sabemos que hay todo un mundo allá fuera de Italia y sus maravillas. Por eso hemos creado, especialmente para los viajeros que quieren descubrir Italia, la serie “5 ciudades europeas”. A través de ella queremos recomendaros maravillosas ciudades europeas que no podéis perderos. Hoy mismo comenzamos con Reino Unido. ¡Estas son nuestras siete ciudades favoritas!

Liverpool

Conocida principalmente por ser la ciudad de origen de los Beatles y por su equipo de fútbol, la ciudad de Liverpool no deja indiferente a nadie. Fácil de recorrer en un par de días, esta ciudad portuaria del Noroeste de Inglaterra tiene mucho que ver, más allá de sus famosos músicos, quienes, no obstante, han dejado su impronta en muchos de sus rincones. En ella podrás descubrir el Barrio Chino más antiguo de Europa, dos catedrales tan imponentes como innovadoras, numerosos museos… e incontables pubs.

Bath

Próxima a Bristol, la ciudad de Bath ostenta el honroso título de haber sido el primer balneario de Inglaterra, gracias a las termas que construyeron los romanos en el siglo I aprovechando las aguas termales de la ciudad. Además de conocer balneario romano, que se encuentra en excelentes condiciones, es imprescindible pasear por la ciudad para conocer los ejemplos de arquitectura georgiana que la conforman, así como su catedral gótica. Se trata de una pequeña y encantadora ciudad con una muy interesante historia e interesantes galerías y museos para visitar.

York

York mantiene un aspecto medieval muy característico que es uno de sus principales atractivos. Con un centro histórico de casas bajas y calles estrechas, entre las que se encuentra la calle medieval más antigua de Inglaterra (The Shambles), y la catedral gótica más grande del norte de Europa, de nombre York Minster, esta ciudad es uno de esos lugares en los que te sientes transportado a otra época. Posee un importante pasado como fortaleza romana donde fue proclamado emperador Constantino el Grande, como relevante ciudad vikinga y como segunda ciudad más importante de Inglaterra durante la Edad Media.

Edimburgo

La capital escocesa es la segunda más visitada de todo Reino Unido, después de Londres. Su impresionante centro histórico se divide entre la Old Town y la New Town, separados mediante los jardines de Princes St., siendo la primera la zona que comprende el casco de origen medieval, y la segunda la parte que se construyó entre los siglos XVIII y XIX. Vigilada por el enorme castillo por un lado, los monumentos de Carlton Hill por otro y el acantilado de Salisbury Craggs por el otro, la ciudad guardan mil y un misterios que querrás descubrir desde el momento en que pongas tu pie sobre sus calles.

Belfast

La ciudad donde se construyera el Titanic tiene sus primeros orígenes en la Edad de Bronce. Capital de Irlanda del Norte, Belfast luce el aspecto de una ciudad moderna de importante pasado, revolucionaria y guerrera, como puede verse en los murales tanto del barrio católico como del protestante. El Conflicto por la independencia de Irlanda del Norte se vivió en Belfast con más fuerza que en otras zonas, y aprender de ello es imprescindible en tu visita. Más allá de los murales, es imprescindible descubrir el barrio del Titanic, reconvertido en barrio de moda y lleno de vida, el Ayuntamiento y el barrio de la catedral (Cathedral Quarter), moderno, vibrante y plagado de arte urbano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *